Es Típico, que entras al supermercado con la misión de comprar solo lo más sano e indispensable pero, sin saber cómo ni por qué, acabas en la caja, con el carrito de compras lleno, una cuenta kilométrica y la billetera vacía. Lo peor viene después en casa, pues la batalla por comer mejor ya está perdida. Tienes al alcance de tu mano todos esos alimentos ”poco saludables” que compraste sin pensar y que no te ayudan a cuidar tu salud.

Sabías que los buenos hábitos empiezan mucho antes de llevar los alimentos a tu boca. Por eso, aquí encuentras las mejores prácticas para que logres comprar sano en el super (y de forma inteligente).

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo